La mejor postura para dormir embarazada es de lado

Y tú, ¿cómo duermes cuando estás embarazada? Seguramente al principio dormirás igual, sin embargo y a medida que la barriga se va haciendo más grande, irás modificando tu postura. La mayoría de las embarazadas duerme de lado a partir de mediados del segundo trimestre y muchas, muchísimas, con un almohadón entre las piernas para evitar, entre otras cosas, la presión de la cabecita del bebé en la vejiga, algo muy molesto especialmente en los dos últimos meses de gestación y que hace que la madre tenga que levantarse constantemente a orinar.

Un interesante estudio de la que se hace eco la revista Ser Padres, nos confirma que, efectivamente, la postura más adecuada es, precisamente, de lado. Veamos las razones.

Dormir embarazada boca arriba durante el último trimestre podría causar problemas al feto, según una nueva investigación publicada en The Journal of Physiology. Este es el primer estudio en el que se analizan los bebés nacidos durante la noche y qué posición es la más habitual de la madre mientras duerme.

Al analizar estas dos variables se ha demostrado que la posición al dormir de las mujeres durante el tercer trimestre de embarazo se relaciona con un mayor riesgo de muerte fetal, es decir, después de las 28 semanas de gestación, según investigadores de la Universidad de Auckland.

Para registrar la postura para dormir de la embarazada instalaron una cámara de video infrarroja. Con el estudio se aprovecho para guardar datos como la frecuencia cardíaca de las mujeres y el feto durante la noche usando un dispositivo de ECG.

Las conclusiones fueron alarmantes, cuando la madre dormía boca arriba, el feto estaba menos activo. La actividad fetal es una medida de su bienestar. Los fetos solo estaban en un estado activo cuando la madre estaba en su lado izquierdo o derecho, indistintamente. Cuando la madre cambiaba de posición durante el sueño, por ejemplo, desde su lado izquierdo para dormir boca arriba, el bebé cambiaba rápidamente el estado de su actividad pasando a quedarse más tranquilo o incluso quieto.

Esta investigación involucró a 30 mujeres embarazadas de las 34-38 semanas de gestación, y todas ellas, tuvieron bebés sanos. Sin embargo, es la primera vez que un estudio así da pistas sobre la disminución de movimientos fetales.

Ahora los investigadores están estudiando aquellos embarazos en los que el feto no está creciendo adecuadamente o la madre ha alertando de un descenso de los movimiento fetales, ya que ambas situaciones se han asociado con un mayor riesgo de muerte fetal.

Cómo debo dormir embarazada

Uno de los principales investigadores del estudio, Peter Stone explica que “en la situación en que el bebé puede no estar sano, como aquellos con un crecimiento intrauterino retardado, es posible que el bebé no tolere el efecto de dormir boca arriba. Estamos sugiriendo que ahora hay suficientes pruebas para recomendar a las madres evitar dormir boca arriba al del embarazo, no solo por los datos epidemiológicos, sino también porque hemos demostrado que tiene un efecto claro en el bebé “.

Como explica el investigador dormir de lado o boca arriba solo podría tener consecuencias en los casos en los que el bebé no crece como debería.

Opina

*