Otra mamá de Más Natural nos envía la historia de su precioso parto

Me llamo Cristina  y os voy a contar cómo fue mi parto. Antes de nada, me gustaría que supierais que soy una persona muy indecisa y bastante miedosa. He tenido un embarazo muy bueno, pero lleno de miedos por temor a que algo malo pasara. Supongo que al ser un bebé muy deseado y que me costó bastante quedarme embarazada, ayudó a que fuera así.

Cuando inicié la preparación al parto en Mas Natural, quedé encantada desde el primer día. Recuerdo que en la primera clase, Cristina nos habló del miedo al parto y me quedó muy claro que si no iba segura no iba a salir todo bien….y ¡qué gran verdad! Después de terminar la preparación a parto decidí cambiar de ginecólogo, ya que no estaba muy conforme con el que tenía hasta ese momento y conocí a la doctora Ana María Suárez y a su maravilloso equipo. Me convencí a mí misma de que iba a tener un parto maravilloso, de que no quería epidural y de que ambos íbamos a disfrutar de ese momento. YO IBA A AYUDAR A MI BEBE A VENIR A ESTE MUNDO DE LA FORMA MAS NATURAL POSIBLE.

Salía de cuentas el 23 de septiembre por lo que estaba esperando que llegara la fecha ansiosa, más que nada porque el calor me estaba matando. El día 29 de agosto me desperté a las 6 de la mañana a hacer pis y me encontré con el papel manchado de rosa, situación que no me esperaba, porque estaba de 36 semanas y no sentía dolor ni malestar. Decidí despertar a mi marido y me preguntó si íbamos a urgencias y no supe qué hacer. He de decir que dos días antes había expulsado el tapón mucoso, por lo que eso no podía ser. Me duché y al vestirme empecé a echar unas gotitas de líquido, por lo que decidí ir al hospital. Me pusieron monitores y al pasar a la consulta el doctor que había de urgencias me dijo que no había contracciones. Yo le dije que me encontraba estupendamente, pero que tenía muchísimas ganas de hacer pis. No controlaba el liquido. Me subí a la camilla para explorarme y rompí aguas y ¡sorpresa! había dilatado dos centímetros. Me quede ingresada y con toda la alegría del mundo salí a la sala de espera a decírselo a mi chico. Nos empezamos a reír alucinados porque faltaban 4 semanas.

Subimos a la habitación y llegó la matrona, encantadora y cariñosa como ella sola, había pasado una hora y al examinarme me dijo que estaba de 4 cms de dilatación. Me preguntó si quería la epidural y le dije que no, ya que me daba miedo que por la epidural dejara de dilatar y acabáramos en cesárea.  Me puso los monitores de nuevo y cuando me los quitó me puse de pie y empecé a caminar por la habitación. Recuerdo que estaba de maravilla de pie. Seguí dilatando a dos centímetros por hora y a las 12 de la mañana ya estaba con 8 cms. Las contracciones eran cada dos minutos y súper intensas. Respiraba cómo me había enseñado Cristina pero aquello era insoportable y en contra de mi convicción, pedí a mi marido que llamara a la matrona que quería la epidural.

Con la epidural la vida se veía de otro color, me relajé tanto que me dormí y eso hizo que mi bebe se subiera así que esperamos un par de horas y, como este pequeño no bajaba, me pasaron al paritorio a empujar. No sentía nada de dolor y cuando la matrona me decía yo empujaba. Entre contracción y contracción mi chico me animaba y me daba cariño y entre risas y buen rollo volvía a empujar. Estaba eufórica, feliz, relajada y convencida de parir y ayudar a mi bebe en ese trance. Seguí empujando y de repente lo sentí, mi hijo había sacado la cabeza y lo sentí y empecé a gritar ¡QUÉ FUERTE, LO ESTOY SINTIENDO Y NO ME DUELE, ESTA AHÍ! y mi ginecóloga que ya había venido me dijo que con un empujón más ya estaba fuera y empujé con toda mi alma y con las pocas fuerzas que me quedaban y escuché esa melodía en mis oídos que jamás olvidaré. Mi hijo Karim había llegado a este mundo llorando para que su mamá le consolara. No puedo deciros la mezcla de sentimientos que sentí en ese momento, cuando lo tuve en mi pecho y el se calmó, se acurrucó y suspiró.

Para mí ha sido la mejor experiencia del mundo. He tenido un partazo y en gran parte ha sido gracias a Mas Natural y por supuesto a Cristina, que me orientó sobre hospitales y sobretodo en la confianza en una misma y en pensar que estamos capacitadas para esto.
Me habían hablado fatal del hospital nuevo Belén y después de conocer a la doctora Suárez y a la doctora Martínez, que fue quien me atendió en el parto, me relajé tanto al saber que estaba en buenas manos que todo salió perfecto.

Espero no haberos aburrido con nuestra historia. Karim y yo os aconsejamos que confiéis, que permitáis, que os entreguéis que os abráis. La mejor forma de que todo salga bien es disfrutarlo y estar positivas. Un saludo.

Cristina Roncero.

Comentarios

  1. Hola, yo tengo una pregunta para Cristina, pero no sé si podrá contrestarme…

    Ante todo ¡enhorabuena por ese parto maravilloso! Mira, yo estoy con la Dra. Suárez pero también estoy yendo al Puerta de Hierro por el momento. Ella me da mucha confianza, pero me pasa como tú cuentas: lo que había oído de la clínica Belén, al margen de ella, no es nada bueno. Y entonces tengo la duda de qué hacer. Entiendo que no pasaste por la unidad de parto natural, ¿verdad? Sino por el camino habitual. ¿Sabes si te garantiza que el médico que te va a atender es de su equipo? Es algo que me preocupa y aún no he podido hablar con ella de este tema. Porque si no me garantizan que va a estar ella o alguna de sus médicos, no sé si no arriesgarme…

    ¡Gracias por tu experiencia!

  2. Hola Almudena. A mi me pasaba lo mismo. El motivo de cambiar de gine fue ese, yo necesitaba atención personalizada y la tuve. De echo en el relato lo cuento, que mi ginecologa me atendio en el parto. Es cierto que no fue la doctora Suarez, fue la doctora Inmaculada Martinez que es de su equipo, porque ella estaba de vacaciones. Yo a la doctora Martinez ya la habia visto en alguna consulta y te puedo asegurar que no se cualrde las dos.
    Yo no di a luz en la unidad de parto natural porque para mi era impagable, sinceramente, pero yo despues de conocer a la doctora Suarez, pedi que me hicieran la visita guiada por el hospital y la persona encargada, encantadora por cierto me despejo todas las dudas que tenia. Tengo que decirte que al cogerlo el grupo HM ya no es lo que era. Han mejorado las instalaciones y los equipos medicos. Los paritorios son con las paredes con flores…. no se, yo te puedo asegurar que volveria a parir en el mismo sitio. El personal es un amor. De verdad, yo quede muy muy contenta y ahora lo recomiendo porque mi experiencia ha sido maravollosa en todos los aspectos. A mi peque le ingresaron un dia en neonatos porque estaba amarillo y yo oba cada tres horas a darle el pecho y alli comprobe que no podia estar en mejores manos. No sabes el amor que les dan.
    Respecto al momento del parto, la entrada es ppr urgencias como todo el.mundo. en el momento que te dejan ingresada avisan a tu doctora y ella viene cuando lo cree oportuno porque aunque lo hagas en la unidad de parto natural, son las matronas las que te asisten hasta el expulsivo, que es cuando vienen las doctoras.
    Espero haberte ayudado. Yo tengo que decirte que hasta al doctor que me puso la epidural le estoy agradecida. En esos momentos valoras la humanidad de la gente… y en planta las enfermeras son maravillosas. Te ayudan con la lactancia, te apoyan… no se que mas decirte !!! Sea como sea, alli hay milesrde partos, no sera tan malo cuando tantas mamis lo han elegido. Un saludo y que tengas un partazo.

    • Que no se cual de las dos doctoras me gusta mas. Me habia comido palabras, ja ja ja.

    • ¡Muchas gracias, Cristina! Si supongo que al final en todas partes cuecen habas y siempre va a haber alguna mala experiencia en todas partes. Es que mi primer parto fue por cesárea “inne-cesárea” y claro, en este quiero ir muy muy segura de a dónde voy. A ver si la próxima consulta me atiende ella. Es que me pasa como a ti: la unidad de parto natural no la puedo pagar. Pero quiero asegurarme de que las matronas respetarán mi parto y de que me atenderá alguien de su equipo. Tu experiencia me ha servido de mucho. ¡Un abrazo!

  3. María Diéguez dice:

    ¡Uauuuuuuuuu qué buena idea habéis tenido poniendo un blog! Me encanta. Muchos motivos para seguiros. Y poner historias de parto me parece genial! besito, María

  4. Acabo de descubrir esta pagina, pero me hubiera gustado descubrirla antes de parir. Igual toda la información que tiene es muy buena!
    Felicitaciones por tu parto, yo también tuve un parto natural y fue la experiencia más bonita de mi vida, solo que lo mio fue sin epidural y a las 39 semanas y 4 días, y aún así aunque mi niña nació pesando 3.900 no me dieron ni un punto. Mi bebé nació en el hospital de manises y la atención fue excelente, respetaron mis decisiones en todo momento ya que yo no quería estar acostada en una camilla y me dejaban moverme a mi manera y fue todo natural sin pasarme antibiótico ni nada. Y las contracciones fueron muy soportables, mi marido me ayudó y apoyó en todo momento. Y en unos años quiero tener otro hijo y espero que sea de la misma manera tanto el embarazo como el parto. Yo fui muy confiada y preparé mi cuerpo con mucho ejercicio y me fue muy bien, mi parto duró 6 horas y dilate muy rápido!

Opina

*